Los altos ejecutivos de Goldman Sachs podrían recibir este año sus bonus anuales en acciones en vez de en efectivo, como parte de una revisión salarial que podría afectar a miles de empleados del banco, para evitar así las críticas en un año en el que se espera que el banco entregue primas de cuantías similares a las que se concedían antes del inicio de la crisis, según publica hoy 'Financial Times'