Tras una apertura claramente alcista ante la posibilidad de que la Fed vuelva recortar los tipos de interés, el mercado neoyorquino reduce las ganancias a la media hora de negocio tras conocerse un dato de ventas de viviendas nuevas peor al esperado. Y es que la venta de viviendas nuevas en EE UU cayó un 9% en noviembre frente a un aumento del 1,7% que registró en el mes anterior. Así las cosas, la bolsa estadounidense despide este 2007 con una volatilidad que ha caracterizado todo el segundo semestre del año, y que se ha hecho de nuevo patente tras el asesinato de la ex primera ministra paquistaní Benazir Bhutto.
La renta variable estadounidense vuelve a decantarse por las compras en los primeros minutos de la jornada aunque los datos macroeconómicos conocidos a las cuatro de la tarde han frenado parcialmente el impulso comprador. En los primeros minutos de negocio, el Dow Jones de Industriales cotiza en estos momentos con un ligero repunte del 0,13% hasta los 13.376 puntos, el tecnológico Nasdaq se revaloriza un 0,31% hasta los 2.685 puntos mientras que el S&P 500 rebota un 0,24% hasta los 1.479 puntos. Avances moderados tras conocerse que el PMI, el índice de gerentes de compra de Chicago de diciembre se incrementa en relación al mes anterior y pasa de un 52,9 a un 56,6 alejándose aún más del nivel clave de 50 que separa el crecimiento de las contracciones dentro del sector manufacturero y sorprendiendo a quienes auguraban un retroceso de tres décimas en las cifras. La cara opuesta la aporta la cifra de ventas de viviendas nuevas que ha caído un 9% en noviembre frente al aumento del 1’7% que había protagonizado el mes anterior. Gráfico del Dow Jones