Indecisión en los primeros minutos de la sesión neoyorquina que finalmente se viste de verde al calor de los datos macroeconómicos. Las palabras del presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke no tranquilizaron del todo el ánimo de los inversores que vieron con mejores ojos el crecimiento de los pedidos de bienes duraderos en un 1,1%. El dirigente de la Fed se mantiene atento a la inflación, aunque según se desprende de sus palabras de momento no habrá subidas en los tipos de interés. Aún así el Dow Jones se viste de verde y repunta un 0,20% hasta los 12.529 puntos, si bien en el horizonte se mantienen las malas perspectivas de Lehman Brothers y los malos resultados de la constructora Toll Brothers. Mientras el Nasdaq se apunta un 0,66% hasta los 2.507 puntos y el S&P 500 avanza un 0,37% hasta los 1.390 puntos.
La bolsa neoyorquina despierta este martes mirando hacia España, concretamente a Barcelona donde el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke da en estos momentos una charla. El mandatario reconoce que los descensos del dólar frente a otras monedas han conducido a un aumento "inoportuno" en la tasa de inflación de Estados Unidos y sugirió que es poco probable que la Fed vuelva a reducir las tasas de interés, aunque sus afirmaciones dieron a entender -salvo que se produzca un mayor incremento en las expectativas sobre la inflación- que el banco central probablemente no contemplará incrementar los tipos hasta que se produzca una mayor estabilidad en los precios de las viviendas. El dato de pedidos a fábrica dio brío a la sesión que se mantenía entre "Pinto y Valdemoro" con la indecisión por bandera. Subieron un 1,1% en el mes de abril mientra el mercado esperaba un ligero descenso. A raíz de la publicación del dato los índices se vistieron de verde al completo. La jornada camina con B de Bernanke y de Bancos porque el sector financiero también está en el punto de mira. Hoy le toca el turno a Lehman Brothers que podría anunciar su primera pérdida trimestral en 158 años de historia. Según publica The Wall Street Journal, la entidad considera la posibilidad de recaudar miles de millones de dólares para sanear sus cuentas. La cantidad exacta de la ampliación de capital se desconoce pero los analistas y apuestan por un monto de entre 3.000 millones y 4.000 millones de dólares. Creen que Lehman probablemente anunciaría la transacción junto con sus resultados trimestrales, previstos para la semana del 16 de junio. La cantidad de dinero que se recaudará sugiere que la pérdida de Lehman será superior a los 300 millones que proyectaban algunos analistas. La rumorología arrastra en el comienzo de sesión los títulos de la entidad que ceden un 1,48%. A perro flaco todo son pulgas, reza el refrán y no podía ser de otra manera: Lehman Brothers sufre el recorte de la calificación crediticia por parte de Standard & Poor's y el mismo castigo reciben Morgan Stanley –cuyos títulos suben un 1,11%.- y Merrill Lynch –que repunta un 0,35%-. Citigroup por su parte avanza un 0,30%. Por si fuera poco Standard & Poor’s asegura que su pronóstico a largo plazo para las instituciones crediticias es predominantemente negativo. Sin alejarse mucho del ámbito financiero, atención a la firma hipotecaria Residential Capital (ResCap), filial de GMAC. La firma admitió que podría necesitar unos 1.400 millones de dólares adicionales para hacer frente a sus necesidades de liquidez a corto plazo, además de los 600 millones de dólares que había presupuestado anteriormente, debido a las dificultades para cerrar la venta de algunos activos ante las adversas condiciones del mercado. Gráfico Dow