El negro optimismo de la población estadounidense ante la debilidad de su economía hoy vuelve a convertirse en rojo en Wall Street. Ya lo advertía hace unos días la Fed: el mercado laboral está todavía en crisis y hoy se ha vuelto a demostrar con los datos de desempleo semanal. Disgustados por éstos, los inversores hacen descender al Dow Jones un 0,65% hasta los 10,311 puntos, al Nasdaq un 2,04% y al S&P 500 un 0,96%. En el mercado de divisas el euro cae estrepitosamente hasta la zona de 1,28 dólares y, en el mercado de materias primas, el barril de petróleo cotiza a 77,62 dólares.
Los datos de desempleo semanal publicados hoy han sentado como un jarro de agua helada en la población norteamericana. Durante la semana pasada 2.000 más solicitaron el subsidio por desempleo hasta las 484.000, lo que contrasta claramente con el descenso en 14.000 peticiones que esperaban los expertos.

Por ésta y otras noticias malas que se han ido conociendo en las últimas semanas, así como por la decisión de reactivar las medidas de estímulo los principales índices han perdido niveles importantes. Los 1.130 puntos del S&P 500 ó los 10.700 del Dow Jones.

Ya ni de las empresas tecnológicas se pueden fiar los estadounidenses. Aquellas que parecían inmortales ahora empiezan a flaquear, como Cisco Systems que ha defraudado con sus cuentas trimestrales. Entre abril y junio la compañía ganó 7.767 millones de dólares lo que supone un incremento del 26,6% respecto del mismo periodo anterior, pero se sitúa por debajo de las expectativas. Cisco es castigada en el parqué y desciende un 10,03% tras el pistoletazo de salida.

Por ello no resulta extraño que el último sondeo de The Wall Street Journal/NBC News sobre sentimiento del ciudadano estadounidense haya reflejado una acentuación del pesimismo frente a la economía y la política.

La buena noticia hoy viene de la mano de General Motors que allana su camino de vuelta a Wall Street tras reportar ganancias en el segundo trimestre. La empresa automovilística 1.300 millones de dólares entre abril y junio y su producción aumentó un 50%.