Las compañías que cotizan en la Bolsa española elevaron un 13% sus dividendos hasta octubre, al alcanzar los 26.282 millones de euros, unos 3.000 millones más que hace un año, según datos de Bolsas y Mercados Españoles recogidos por Europa Press. Esta cifra de los diez primeros meses del año es sólo 2.000 millones inferior a la alcanzada durante todo el ejercicio 2008, lo que pone de manifiesto que la crisis no ha mermado la capacidad de las compañías para seguir retribuyendo a sus accionistas, aunque sí está influyendo en sus resultados.