La familia Cosmen, primer accionista de National Express, instó hoy al consejo de la compañía a estudiar "todas las opciones" para garantizar la viabilidad de la empresa, después de que optara por rechazar la propuesta de fusión del también grupo británico de transportes Stagecoach.