Los corredores en el Reino Unido denunciaron el lunes un importante fallo técnico en London Stock Exchange que dejó sin ejecutar negociaciones por miles de millones. Un corredor calificó de "absoluta pesadilla" el fallo en la conexión del operador bursátil. "No estamos negociando en un día que debería haber sido de gran volumen", agregó. Graham Neale, director de renta variable de Killick & Co, indicó: "Nos decepciona no poder acceder a los mercados británicos. Nuestro volumen de negociaciones es menor en un día que habría sido de mucho trabajo", según publica Dow Jones.