Los consumidores españoles ven el final de la crisis en el verano de 2012, con lo que aún se alargaría dos años y tres meses más, según se desprende del estudio 'Clima de Consumo' de la firma Gfk, difundido hoy. Respecto al desempleo, el 'Clima de Consumo' de la firma arroja que la mitad (el 49%) de los desempleados considera 'poco o nada probable' encontrar una ocupación, mientras que un 41% de la población ocupada ve pocas posibilidades de perder su trabajo.