El número de empresas y personas que se declararon en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) entre abril y junio se situó en 1.771, lo que supone la segunda cifra trimestral más alta de la serie histórica elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según la Estadística del Procedimiento Concursal, la cifra de insolvencias creció un 16,5% respecto al segundo trimestre de 2010 debido sobre todo al fuerte incremento de las empresas y autónomos que se acogieron a concursos de acreedores, que crecieron el 19,7%, hasta 1.494.

En cambio, los particulares que recurrieron a estos procedimientos aumentaron tan sólo un 1,8% en tasa interanual, hasta totalizar 277.