La Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto) aseguró hoy que 8.000 puestos de trabajo de estas empresas corren el riesgo de desaparecer en el segundo semestre del año como consecuencia de la caída de las ventas que experimentará el mercado en la segunda mitad del ejercicio.

La patronal de los concesionarios advirtió de que el inminente agotamiento de los cien millones de euros consignados este año para el Plan 2000E y la subida del IVA que se aplicará desde julio harán que el mercado se contraiga un 22% en el segundo semestre del año, lo que supondrá vender 131.000 vehículos menos.