Los precios de los bonos largos del Tesoro estadounidense cedieron las pérdidas y pasaron a territorio positivo el lunes, con los rendimientos tocando mínimos de la sesión al buscar los inversores oportunidades de compras tras la fuerte liquidación del viernes. El precio del bono de referencia a 10 años se negociaba con alza de 7/32 para un rendimiento de 3,54 por ciento, una baja desde el 3,57 por ciento el viernes, mientras que las notas a dos años subían 4/32 y ofrecían una renta de 1,05 por ciento desde el 1,11 por ciento anterior.