El grupo químico y farmacéutico alemán Bayer obtuvo un beneficio neto de 957 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que representa un retroceso del 28,4% respecto al mismo periodo de 2008, informó la compañía.
La cifra de negocio de la multinacional con sede en Leverkusen registró una caída del 6,7%, hasta 15.904 millones de euros, lastrada por la caída del 32,5% en las ventas de su unidad de materiales, afectada por la crisis de la industria del automóvil, mientras que sus divisiones de salud y química (Cropscience) aumentaron sus ventas un 5,7% y un 5%, respectivamente.

En el segundo trimestre del ejercicio, Bayer obtuvo un beneficio neto de 532 millones de euros, un 7,3% menos, mientras que su facturación bajó un 5,9%, hasta 8.009 millones de euros.