Malos resultados empresariales para la inmobiliaria Colonial que ha registrado unas pérdidas de 363,1 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un 84,8% menos que en 2008.
Mientras que el resultado operativo alcanzó los 108,8 millones de euros, una caída del 11% con respecto al año anterior, su cifra de negocio aumentó a 216,1 millones de euros, un 0,5% de subida. De estos 216,1 millones, 1.47,7 millones de euros corresponden a ingresos por rentas (+3%) y los 68,4 millones de euros restantes a la venta de promociones y suelo. Adicionalmente, la inmobiliaria ingresó en concepto de ventas de activos 200,9 millones de euros.

La inmobiliaria comunicó que el resultado neto se explica por el ajuste negativo del valor de sus inversiones inmobiliarias, cifrados en -433,6 millones de euros, lo que no supone una salida de flujos de caja.

En el primer semestre, Colonial invirtió 64,5 millones de euros en la ejecución de obra para el desarrollo de proyectos de inmuebles en renta, de los cuales 46,2 millones de euros corresponden a proyectos realizados en Francia y los 18,3 millones de euros restantes a proyectos en España.

Además, en línea con su estrategia de reducir progresivamente su exposición en la actividad de suelo y promoción residencial, la inmobiliaria indicó que redujo la cartera de suelo en un 20% comparado con junio de 2008.