El beneficio neto atribuido de las empresas cotizadas en la bolsa española aumentó el año pasado el 12,65 por ciento y se situó en 55.656 millones de euros, según un artículo de la revista "Bolsa", editada por Bolsas y Mercados Españoles. Según esta publicación, el ejercicio pasado se convirtió en el quinto año consecutivo en el que las compañías que cotizan en el Sistema de Interconexión Bursátil (SIBE) consiguen un incremento de sus ganancias de dos dígitos, gracias en gran medida a las empresas del Ibex-35, cuyo resultado aumentó el 16,89 por ciento. Por el contrario, el resto de las sociedades negociadas en el mercado continuo concluyó 2007 con un descenso del beneficio del 5,8 por ciento.