Como el mismísimo Ave Fénix… los bancos han vuelto a la parte más alta del selectivo tras dictaminar los test de estrés su fortaleza. Pero las financieras no están solas, les acompaña uno de los grandes, Telefónica. Al otro lado de la muralla, donde las dudas y la incertidumbre de los inversores se instalan, encontramos a Abertis, Ebro Puleva y ArcelorMittal y, es que, los inversores han mirado con lupa los resultados empresariales estos días y no han tenido clemencia con los que han defraudado.
Alzan el vuelo...

Los test de estrés del pasado viernes no han dejado indiferente a nadie y menos a los inversores que esperaban como agua de mayo buenas noticias sobre las financieras europeas. Al final, las pruebas de solvencia surtieron el efecto deseado pues, como comenta Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, “se ha confirmado que nuestro sistema bancario tiene bastante fuerza, sobre todo los bancos, permitiendo que las financieras vuelvan a emitir cédulas hipotecarias y acudir al mercado haciendo que el riesgo de quiebra del país se reduzca significativamente y acorte el diferencial del bono español con el ‘bund’ alemán”. Así pues, “la percepción de la situación y el mercado español han cambiado a mejor en este último mes”, apoya Félix González, socio director de Capitalia Familiar EAFI.

Entre los dos grandes bancos españoles, BBVA se lleva la palma y se coloca el 3º en el ranking de subidas semanales. La entidad vasca suma un 8,14% y sitúa su precio en los 10,55 euros. Por su parte, Santander experimenta subidas más discretas, del 3,55%, y deja su precio en los 10,34 euros. Pero la medalla de oro es para una financiera mediana, Popular, la cual se lleva de trofeo un alza del 8,54%. Pero, teniendo en cuenta esta revitalización repentina, ¿sería buena idea entrar en bancos? Pérez Frutos cree que es un error: “invertir en bancos no es ahora mismo la mejor alternativa porque, por ejemplo, Santander y BBVA ya habían recogido en gran parte en su cotización los buenos resultados y hemos tenido picos de subida en Banco Popular, pero quizás sean debidos más a los resultados de sus cuentas”.

Las tres entidades han presentado resultados esta semana, y en este contexto, Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI, indica que “BBVA ha quedado un poco por encima de lo que esperaba el mercado, sobre todo por la parte del negocio interbancario”. La entidad que preside Francisco González redujo su beneficio en un 9,7%, hasta ganar 2.527 millones de euros, pero también redujo su tasa de morosidad. Respecto al aspecto técnico Luis Lorenzo, analista de Dif Broker, apunta que "desde enero de 2001 la tendencia de BBVA ha sido bajista." “Sin embargo de aquí a medio plazo estamos buscando objetivos de máximos de este año en la zona de 13 euros." Para tomar posiciones el experto apunta que la zona de los "9,80 euros podría ser un buen referente para tomar impulso en este nuevo tramo alcista."

Santander, por su parte, anunció un descenso del 1,6% en sus beneficios hasta el mes de junio. La entidad de Botín facturó 4.445 millones de euros, pero aumentó su tasa de morosidad al 3,37%. Técnicamente esta entidad tiene “una zona de potencial reversión entre los niveles de 10,50-10,70 euros, por lo que habría que plantearse vender llegados aquí”, dice Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Broker House.

Las cuentas de Banco Popular se desinflaron más que las de los grandes bancos, hasta un 10,9% debido a que destinó 830 millones a provisiones. Si bien esta entidad salió airosa de los tests de stress (obtuvo un Tier 1 del 7,5), denunció que se sobrevaloró su exposición inmobiliaria. El banco afirma que “el importe del capítulo de Promociones y adjudicados se estima un 31,8% inferior al publicado”. Según Soledad Pellón, analista de IG Markets, Popular se encuentra dentro de su rango más bajista, pero “podría presentar un importante repunte por las noticias conocidas y, romper la resistencia de los 4,90 euros, lo que le llevaría hasta los 5,27”.

Al margen de los bancos, Telefónica se hace un hueco en la zona más verde por varias razones: esta semana dio la campanada con la adquisición de Vivo a Portugal Telecom, después de mejorar su oferta y además hizo público que durante el primer semestre ganó un 9,4% más, lo que les hace ser optimistas con la consolidación de sus objetivos hasta 2012. Javier Barrio opina sobre la oferta presentada a Portugal Telecom por Vivo y dice que que “a pesar de que el precio ha estado un poco por encima de lo que en un principio se quería pagar, el golpe estratégico es muy importante y haber zanjado ya esa decisión es tremendamente positivo”. Así lo están asimilando los inversores, pues le han ayudado a subir un 6,52% semanal, situando su precio en 17,65 euros.

Aterrizan forzosamente...

Algunos valores se han dado de frente esta semana con la muralla que impide entrar en la zona verde del Ibex 35. Uno de estos valores es Abertis que recorta un 4,04%, situándose en los 13,31 euros, a pesar de que ayer hizo público que aumentó un 5,1% su beneficio durante el primer semestre. En cambio, José Aljaro, director general financiero de Abertis, admitía a Estrategias de inversión que no se puede hacer más que una lectura positiva de estas cuentas en la situación económica actual pues “mantenemos una tendencia de crecimiento en las líneas de ingresos y de Ebitda que crece a niveles del 6,6% y también del beneficio neto”.

Otra compañía que multiplicó sus beneficios semestrales, pero no así los recogidos en esta semana bursátil, fue ArcelorMittal. La acerera ganó un 33% más a junio (1.830 millones), pero se deja un 5,01% semanal y sitúa su precio en 23,61 euros.

La tercera más castigada esta semana en el Ibex 35 ha sido Ebro Foods, con una caída del 2,80%, con un precio de 13,71 euros. La compañía de alimentación ganó un 30,5% más hasta junio (55,4 millones), pero no ha terminado por convencer al mercado.