La ministra francesa del Presupuesto, Valérie Pécresse, insistió hoy en que los bancos de Francia "no están muy expuestos" a la deuda griega, y "pueden hacer frente" a la quita del país heleno.

Los bancos franceses tienen una exposición a la deuda pública de Grecia es de unos 8.000 millones de euros, lo que con una reducción de su valor del 50 % significaría 4.000 millones, y sólo en el primer semestre de este año consiguieron beneficios de 11.000 millones, destacó Pécresse en una entrevista a la emisora de radio France Info.

"Los bancos franceses se capitalizarán con fondos privados" y sólo se recurrirá al dinero público "como último recurso", dijo la ministras antes de explicar que la razón del incremento de la quita de la deuda griega es que "se tardó demasiado" en ratificar el acuerdo europeo del 21 de julio, en el que se convino reducir su valor en un 21 %, y ahora "hace falta más esfuerzo".

La ministra francesa dejó ver su optimismo sobre las negociaciones ante la cumbre europea del miércoles y dijo que se progresa "en el camino de un acuerdo".