Según la ministra de finanzas gala, Christine Lagarde, los bancos franceses habrían llegado a un acuerdo para mantener su exposición a Grecia. Desde el Ejecutivo galo comunicaron no estar preocupados por dicha exposición, si bien, sí por el comportamiento de las agencias de calificación.