Los bancos europeos prevén pérdidas en los mercados de crédito al consumo e hipotecario entre 2008 y 2010 de unos 120.000 millones de euros, con Reino Unido, España e Irlanda a la cabeza, según revela un estudio realizado por la Consultora estratégica Oliver Wyman junto con Intrum Justitia, compañía especializada en la Gestión de Crédito. El responsable de Oliver Wyman para España y Portugal, Pablo Campos, ha subrayado que los bancos europeos ya están sufriendo mayores costes de financiación y falta de liquidez, pero que en un escenario de rápida caída en el precio de la vivienda en determinados mercados, un entorno generalizado de deterioro macroeconómico y un incremento de la inflación, las pérdidas totales de créditos minoristas aumentarán en Europa "rápidamente".