Los bancos europeos no lograrán recuperar alrededor del 7% de la deuda de los consumidores vinculada a tarjetas de crédito, que asciende a unos 2,46 billones de dólares (1,72 billones de euros), lo que representaría unas pérdidas de 172.200 millones de dólares (120.780 millones de euros), según refleja un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) citado por el diario 'Financial Times'.