Los bancos de inversión están tentando a las empresas de capital riesgo y de inversión con mejores condiciones de las habituales y con descuentos sobre los existentes en la actualidad en el mercado si destinan este dinero a comprar la deuda de las propias entidades, según ha publicado el diario londinense "Financial Times" citando a banqueros y gestores de estos fondos. Estos denominados "fondos buitres", como explica el diario, habrían recibido ofertas de los bancos de inversión para movilizar unos 200.000 millones de dólares (141.592 millones de euros) que tienen en sus carteras como parte de las operaciones corporativas que han financiado.