El Banco Central Europeo (BCE) y los bancos centrales de los países de la zona euro, así como sus homólogos de Suecia y Suiza han pactado una reducción del 20% en sus ventas de oro durante los próximos cinco años, hasta un máximo de 2.000 toneladas. En concreto, los firmantes del pacto se comprometieron a no superar el límite de venta de 400 toneladas de oro al año, lo que representa 100 toneladas anuales menos que en el anterior acuerdo de cinco años, que finaliza el próximo 26 de septiembre y al cual sustituirá desde el 27 de septiembre el pacto anunciado hoy.