La renta variable española comienza el día con retrocesos. El Ibex 35 “descansa” tras el rebote de las dos últimas jornadas y se deja un 0,3 por ciento en la apertura, para colocarse en los 13.937 puntos. Sogecable y Bankinter lideran los repuntes del selectivo del contínuo en un día con los inversores atentos a la banca mediana y a sus posibles movimientos -tras publicarse que el inversor indio Bhavnani podría vender su participación en Bankinter al Banco Sabadell- . El resto de plazas europeas abren en negativo, en una jornada con el crudo en máximos – ha llegado a superar los 80 dólares el barril de West Texas- y con el euro en cotas históricas frente a la divisa estadounidense, en los 1,3835 dólares.
Una pausa necesaria. Así explican los expertos los retrocesos iniciales en la renta variable española. Después de dos cierres al alza consecutivos, los inversores se paran y miran hacia dónde pueden ir las cosas, aunque la mayoría de analistas descuenta que “estaremos en una tendencia lateral” al menos hasta que se conozca la decisión de la FED sobre los tipos de interés. Eso será la semana que viene y coincidirá, además, con el inicio de la presentación de resultados empresariales del tercer trimestre. Dos referencias clave para entender hasta dónde han llegado o pueden llegar los efectos de la crisis subprime. Entre tanto, toca estar atentos a oportunidades puntuales y actuar con mucha cautela. Si nos fijamos en compañías concretas, son los pesos pesados y las constructoras los que “tiran al a baja” de los indicadores.