El euro está encontrando el viernes algo de alivio en Europa ya que los operadores de divisas parecen propensos a cuadrar posiciones antes de que se conozcan las cifras de nóminas no agrícolas de Estados Unidos a las 14:30 horas.  La previsión de consenso contempla una caída de 75.000 en febrero debido al mal tiempo. Ese dato es considerablemente superior al descenso de 20.000 de enero y probablemente generará más incertidumbre sobre la recuperación económica de Estados Unidos. El euro se recuperaba hasta 1,3595  dólares  desde 1,3576 unidades a última hora del jueves en Nueva York.