El Banco Popular ha convocado el 10 de noviembre una Junta General Extraordinaria para la aprobación de la fusión por absorción de sus filiales Banco de Castilla, de Crédito Balear, de Galicia y de Vasconia, informa hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A su vez, las cuatro filiales, que tras la fusión se extinguirán, han convocado a sus respectivas juntas con carácter extraordinario el 8 de noviembre para que sus accionistas voten el proyecto de fusión que se instrumentalizará mediante un canje de acciones. Para hacer frente al canje, Banco Popular deberá ampliar su capital en 2,03 millones de euros, el 1,67 por ciento, y emitirá 20,3 millones de acciones con un valor nominal de 0,10 euros y una prima de emisión de 8,56 euros. Tanto el valor nominal de las acciones como la prima de emisión quedarán enteramente desembolsados como consecuencia de la transmisión en bloque del patrimonio social de las cuatro filiales al Banco Popular. Según el Popular, la operación se lleva a cabo porque las acciones de las entidades absorbidas cotizan en Bolsa con niveles "insatisfactorios" de frecuencia y volumen de contratación, así como por la necesidad de atender al creciente número de obligaciones reguladoras impuestas a las sociedades cotizadas