Un grupo de accionistas de Vodafone ha exigido a esa compañía de telefonía móvil la venta de su participación en el grupo estadounidense Verizon Wireles y el retorno de 79.400 millones de dólares (58.760 millones de euros). Entre esas mociones figura la petición para que Vodafone se deshaga de su participación de casi el 45% en Verizon, con el fin de que la compañía se centre en su crecimiento en Europa y Asia.
El propio gigante británico de la telefonía móvil informó hoy de que ha recibido una carta del grupo Efficient Capital Structure (ECS) que pide a la empresa abordar cuatro mociones en su próxima junta general de accionistas, que se celebrará este 24 de julio.