Los accionistas de Fortis se pronunciarán el próximo 6 de agosto sobre la oferta conjunta del banco belgo-holandés, el español Santander y el Royal Bank of Scotland por ABN AMRO, así como sobre la ampliación de capital necesaria para financiar su parte de la operación.
Los accionistas votarán, más en concreto, sobre la participación de Fortis en la operación sobre ABN AMRO y sobre una modificación de la regulación de la entidad para permitir al Consejo de Administración autorizar la ampliación de capital con la que la entidad belgo-holandesa planea pagar la adquisición. Según el acuerdo alcanzado con Santander y RBS, Fortis se quedaría con el negocio minorista de ABN en Holanda y con las actividades de banca privada y gestión de activos en todo el mundo, por lo que abonaría 24.000 millones de euros. La ampliación de capital reportará 15.000 millones de euros, a lo que se sumará una emisión de deuda (entre 3.000 y 5.000 millones) y la venta de activos no estratégicos (entre 5.000 y 8.000 millones). Fortis organizará una primera junta extraordinaria de accionistas el 26 de julio, pero como la experiencia demuestra que en primera convocatoria no se suele alcanzar el quórum necesario para enmendar la regulación interna (el 50% del capital), el banco ya ha convocado una segunda reunión para el 6 de agosto. En esta segunda convocatoria ya no será preciso alcanzar ese porcentaje del capital, aunque sí hará falta el visto bueno del 75% del capital presente.