Los ministros europeos de Energía llegaron hoy a un acuerdo político por el que se comprometen a informar de manera mensual sobre las reservas comerciales de petróleo. La Comisión Europea había propuesto en noviembre que los países de la UE facilitasen datos sobre sus reservas cada semana, pero los ministros europeos no han apoyado la idea al considerar que un esfuerzo así supondría excesivos gastos adicionales para la industria. La medida forma parte de una propuesta de directiva con la que el Ejecutivo comunitario quiere mejorar la seguridad energética europea y garantizar unas reservas mínimas para minimizar el impacto de posibles crisis de suministro.