La compañía estadounidense Lockheed Martin busca aumentar su presencia en el sector de defensa español y acceder al mercado de seguridad civil de la mano de empresas nacionales con alianzas estratégicas como las que mantiene con la compañía naval militar Navantia, a la que suministra el sistema de combate de sus mejores buques de guerra, las fragatas de la clase Álvaro de Bazán. En una rueda de prensa en Madrid, el nuevo consejero delegado de Lockheed Martin España, Octavio E. Manduley, que será nombrado oficialmente este jueves por el Consejo de Administración de la firma norteamericana, ha señalado que "el mayor reto" que se plantea en su nuevo puesto pasa por "trabajar más cerca" de las industrias de defensa españolas, "abrir relaciones" con las empresas nacionales del sector de seguridad civil, con especial interés en el área de Tecnologías de la Información.