Las acciones del grupo financiero británico Lloyds Banking Group sufrían un severo castigo en el parqué de la City, llegando a perder más del 10% de su valor en Bolsa, después de que la entidad acordara tomar parte en el 'Programa de Protección de Activos' lanzado por el Gobierno británico para limpiar el balance de las entidades del país, lo que podría elevar la participación pública en la entidad hasta el 77%, frente al 43,5% anterior. El pasado sábado, el banco anunció que se acogerá al denominado 'Programa de Protección de Activos' lanzado por el Gobierno británico, que pretende aliviar la incertidumbre respecto al valor de las inversiones realizadas por los bancos colaborando en la limpieza del balance de las entidades británicas, lo que implica garantizar activos tóxicos por valor de 260.000 millones de libras esterlinas (290.000 millones de euros).