La subida del precio de la gasolina sin plomo 95 y del gasóleo, los carburantes más consumidos en España, durante el último año ha supuesto que llenar un depósito tipo de un turismo de 55 litros este puente de la Constitución cueste entre 8 y 9 euros más que en las mismas fechas de 2006. Según los últimos datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea, correspondientes al 26 de noviembre pasado, el precio medio del litro de la gasolina sin plomo de 95 octanos era de 1,105 euros, mientras que el gasóleo se situaba en 1,072 euros, cifras que representan los máximos históricos de los dos carburantes.
Llenar ahora un depósito de 55 litros de gasolina supone un desembolso de 60,77 euros, frente a los 52,69 que costaba a principios de diciembre de 2006. En cuanto al gasóleo, un depósito de la misma capacidad sale por 58,96 euros, 8,97 euros más caro que al comienzo del puente de la Constitución del año pasado. Medido porcentualmente, el incremento de precios de la super 95 y del gasóleo de automoción en este periodo asciende al 15,3 y al 17,9%, respectivamente. Desde octubre pasado el precio de estos dos carburantes se ha encarecido debido al incremento de la cotización internacional del petróleo, que ha batido todos los récords y se ha acercado a los cien dólares por barril. En estos dos últimos meses la gasolina sin plomo ha subido un 3,66% y el gasóleo un 6,77%. No obstante, al igual que el año pasado, los precios después de impuestos en España continúan por debajo de la media de la Europa de los Veinticinco y de los Quince. La super 95 cuesta en la UE-25 una media de 1,329 euros por litro y en la UE-15 1,349 euros y el gasóleo es de 1,233 y 1,244 euros, respectivamente. En diciembre de 2006 el litro de gasolina sin plomo en la Europa de los Veinticinco tenía un precio de 1,166 euros, mientras que el del gasóleo era de 1,053 euros. En la UE-15 el gasóleo de automoción costaba 1,061 euros y la gasolina 1,189 euros.