El ministro lituano de Asuntos Exteriores, Vygaudas Usackas, ha invitado a las empresas eléctricas a participar en la construcción y puesta en marcha de la nueva central nuclear que sustituirá a la planta de Ignalina, similar a la de Chernóbil (Ucrania) y catalogada como una de las más peligrosas del mundo. Usackas, en declaraciones a EFE, ha afirmado que su país tiene una "gran consideración" por las empresas españolas, por lo que su participación "sería bienvenida" para construir la futura central, en la que cooperarán Lituania, Letonia, Estonia y Polonia. "Estamos abiertos a las inversiones españolas. Sus empresas tienen una gran experiencia. Deseamos recibir ofertas. España es una gran potencia en la diversificación energética", ha comentado el ministro lituano.