El PSI-20 cierra el jueves con un descenso del 0,5% a 8.697,3 puntos, ya que vuelven a primera plana los temores sobre el riesgo soberano. Portugal está considerado uno de los países de la eurozona más dañados por la crisis financiera y económica mundial. "Portugal está un poco bajo presión por el aumento de las rentabilidades de los bonos y los CDS", según un agente en Lisboa. El mayor banco del sector privado, BCP, se lleva la peor parte de las ventas y cierra con un descenso del 3,4%. Cimpor termina -1,1% después de que Lafarge haya desmentido las informaciones de prensa según las cuales había llegado a un acuerdo para vender su participación en la compañía.