La red social ligada a los contactos profesionales debutó hace solamente una semana en la NYSE, abriendo su primer día de cotización a 83 dólares.
Los títulos, que llegaron a alcanzar un máximo 122 dólares y cerraron a 94 dólares subiendo un extraordinario +109.44% respecto del precio de la OPV, cotizaban ayer al cierre por debajo del precio de apertura de la salida a bolsa...

La fuerte expectación ha alimentado las violentas alzas, pero también ha sido un gran bluff para todos los que han comprado acciones de Linkedin en bolsa especulando en el corto plazo y que hoy pierden dinero. Una situación que recuerda evidentemente a la burbuja de las puntocom, aunque hay razonables diferencias. Recomendamos en cualquier caso extremar la prudencia en un sector cuyo número de usuarios crece al mismo ritmo que sus pérdidas y endeudamiento y en el que las valoraciones son exageradas y difíciles de justificar, ya que están basadas en expectativas de futuro en gran parte inciertas.