El fabricante de automóviles 'premium' Lexus, filial del grupo japonés Toyota, ha decidido suspender las ventas de su todoterreno GX 460 en el mercado estadounidense, tras la publicación de un informe en la revista Consumer Reports que alerta de fallos en la estabilidad del vehículo.
En fuentes de la empresa indicaron que esta acción tiene un carácter "preventivo", y precisaron que el modelo Lexus GX 460 no se comercializa en España ni en ningún otro mercado europeo, con excepción de Rusia.