Letonia se encuentra al borde de la bancarrota y a partir de agosto no podrá pagar las pensiones y los salarios si no recibe un crédito internacional, aseguró hoy el primer ministro letón, Valdis Dombrovskis. "Letonia está al borde de la bancarrota, de la que sólo podrá salvarse a través del drástico recorte del gasto público y de la concesión de un crédito internacional", aseguró Dombrovskis en un comunicado, recogido por las agencias rusas. Dombrovskis señaló que "la situación es tan crítica que el Gobierno no tiene otra salida, otra posibilidad" que recortar los programas sociales, pese a que las "consecuencias podrían ser imprevisibles", como se pudo ver con los violentos disturbios de mediados de enero.