Lehman Brothers ha elevado la calificación de los bancos europeos a 'sobreponderar' desde 'infraponderar'. La casa de análisis considera que las valoraciones han caído a niveles similares a otros periodos de tensión en las bolsas y que la reducción de liquidez está más que descontada en las valoraciones del sector. Además, Lehman espera más rebajas de beneficios y más noticias negativas en el corto plazo. Respecto a los bancos españoles, cree que continuarán registrando menores crecimientos en los préstamos hasta 2009 debido tanto a la ralentización del mercado inmobiliario como a la menor demanda de titulizaciones de hipotecas. Por ello, Lehman Brothers reduce sus estimaciones de beneficio un 2% en 2007 y un 1% para 2008 y 2009 respectivamente. En España su banco predilecto sigue siendo Banco Sabadell.