Legg Mason Inc. registró una pérdida neta de US$31,3 millones, o 22 centavos por acción, durante su primer trimestre fiscal, una disminución frente al beneficio de US$191 millones, o US$1,32 por acción, del mismo período del año anterior. Los últimos resultados incluyen un cargo de US$1,09 por acción por respaldar a fondos del mercado de dinero cargados de instrumentos financieros estructurados tales como acciones preferentes que fijan su tasa través de subastas. La empresa informó que las ventas sumaron US$1.050 millones en los tres meses al 30 de junio, una disminución frente a los US$1.210 millones de un año antes en medio de una caída de las comisiones ganadas debido a un promedio más bajo de activos administrados y menores comisiones por desempeño. Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas esperaban, en promedio, que la compañía anunciara una ganancia trimestral de 13 centavos por acción e ingresos de US$1.040 millones. La compañía registraba US$922.800 millones en activos bajo administración al 30 de junio, una caída del 3% en comparación con el 31 de marzo y del 7% frente a un año antes.