Leche Pascual ha rectificado su decisión de suspender las negociaciones del expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a 155 trabajadores de la planta de Outeiro de Rei (Lugo) y 70 de la de Aranda de Duero (Burgos) y ha propuesto a sus respectivos comités de empresa reanudar el diálogo.  El grupo lácteo había comunicado la semana pasada que daba por concluido el proceso de consultas para remitir el expediente al Ministerio de Trabajo, tras no alcanzar un acuerdo con los trabajadores.  Los contactos entre representantes legales de la firma castellana y de los comités de empresa permitirán que las dos partes prosigan las negociaciones, aunque, en el caso de la planta lucense, esta opción será sometida mañana a una votación y, por tanto, dependerá de lo que decidan los trabajadores.