Las ventas aún pendientes de casas usadas en Estados Unidos han subido en diciembre en línea con lo esperado, lo que debería ayudar a calmar los temores de una renovada debilidad en el atribulado sector, mostró el martes un sondeo privado. La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR por sus siglas en inglés) ha dicho que el índice de viviendas pendientes de venta, basado en los contratos firmados en diciembre y aún por ejecutar, subió un 1% a 96,6, después de un desplome del 16% el mes anterior.