Las ventas de viviendas nuevas en Estados Unidos disminuyeron en mayo por quinta ocasión en seis meses, mientras que los inventarios continuaron reduciéndose y descendía el precio medio de las viviendas. Las ventas de viviendas unifamiliares nuevas cayeron un 2,5% en mayo a una tasa anual ajustada por factores estacionales de 512.000, ha informado este miércoles el Departamento de Comercio. En abril, las ventas aumentaron un 4,8% a una tasa anual de 525.000, cifra revisada frente a la estimación previa de un ascenso del 3,3% a 526.000.