Las ventas de automóviles, camiones y autobuses en Japón cayeron un 3% en septiembre en comparación con el mismo mes de 2008, lo que pone de manifiesto la debilidad que aún sufre la demanda en el mercado automovilístico. Las matriculaciones de vehículos, sin incluir los denominados 'minicoches' con una cilindrada inferior a 660 centímetros cúbicos, se mantenían planas hasta el día de ayer, con un volumen de 247.000 unidades, indicó la misma fuente.