Las matriculaciones de vehículos comerciales y furgones se situaron en 106.409 unidades durante el pasado año, lo que supone un descenso del 35,8% en comparación con 2008, informaron hoy las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam). El volumen de matriculaciones de este tipo de vehículos registrado el pasado año es el más bajo desde 1993, cuando se comercializaron 100.800 comerciales ligeros y furgones, indicaron a Europa Press en fuentes de Anfac. Tanto la patronal de fabricantes como la de vendedores explicaron que el desplome de este mercado es consecuencia de la baja actividad de la pequeña y mediana empresa, principal demandante de este tipo de vehículos, así como de la restricción crediticia y del aumento del paro.