Las ventas del fabricante alemán Mercedes-Benz en China aumentaron el mes pasado un 21 por ciento interanual, hasta los 2.800 vehículos, en contraste con las fuertes caídas que experimentaron sus ventas totales en todo el mundo por la crisis financiera, recoge hoy el portal del diario "China Daily". El presidente de la compañía para el gigante asiático, Klaus Maier, señaló que "estamos muy contentos de ver que Mercedes-Benz mantuvo su crecimiento en febrero", ya que las ventas de la compañía cayeron en la mayoría de sus mercados en el resto del planeta. Las ventas totales de Mercedes-Benz bajaron un 27,8 por ciento en febrero respecto al mes anterior, hasta las 63.600 unidades, mientras que en China aumentaron un 17,4 por ciento respecto al pasado enero.