Las ventas en febrero de General Motors (GM) en Estados Unidos aumentaron un 11,5% con respecto al mismo mes del 2009 y totalizaron 141.951 vehículos. GM también destacó que la demanda de vehículos de las cuatro marcas que conforman la nueva empresa (Chevrolet, Cadillac, Buick y GMC) aumentaron un 32% para sumar 138.849 vehículos.  Los 3.102 vehículos restantes corresponden a las marcas desechadas por la nueva GM que surgió de la bancarrota: Saab, Saturn, Pontiac y Hummer.