Las ventas netas de la compañía gallega han caído un 3,7% en el primer semestre del año hasta los 309,4 millones de euros. Según Ence, esto se debió “en exclusiva a los menores ingresos por venta de energía tras la avería del alternador III de la fábrica de Pontevedra en 1T07 y las paradas en Cener en el semestre por los bajos precios del pool del mercado eléctrico”. “La positiva evolución operativa del negocio de celulosa, el mayor beneficio por coberturas y el recorte de costes en un 5,3% interanual impulsan el EBITDA hasta los 90,4 millones de euros, un 6,4% por encima del registrado en 2006”, dice la empresa en un comunicado remitido a la CNMV. El beneficio neto creció un 16,5% hasta los 42,3 millones de euros.