La industria de electrodomésticos, afectada por el enfriamiento del mercado de la vivienda y por la contracción del consumo, ha cerrado 2009 con una caída de la facturación del 15,48% respecto al año anterior, según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos de Línea Blanca (Anfel). En concreto, el sector vendió el año pasado 1,24 millones de unidades menos que el ejercicio precedente, lo que supone un descenso de las ventas del 15,18% en términos de volumen.