Los principales fabricantes de automóviles de Estados Unidos anunciaron caídas de sus ventas en julio según los datos mensuales que publicaron el miércoles. Las ventas de General Motors cayeron en julio un 18,5%, afectadas por la reducción planeada de ventas de vehículos para flotas de alquiler, pero aumentaron en las concesionarias.