Las suspensiones de pagos descendieron el pasado mes de agosto en casi dos años al caer un 25,43% respecto al mismo mes de 2008, ya que no se registraba un retroceso desde septiembre de 2007, cuando los concursos de acreedores bajaron un 36,5% respecto al mismo periodo de 2006, según los datos reflejados en el Registro Mercantil y en el Boletín Oficial del Estado (BOE) recogidos por Axesor.
Sin embargo, las declaraciones de concurso de acreedores se duplicaron durante el mes de julio, respecto al mismo periodo del año anterior, pasando de 220 a 444 quiebras encabezadas por las empresas del sector de la construcción.

Aunque continúa la tendencia decreciente de número de concursos presentados que comenzó en mayo, durante el mes de julio se presentaron 444 concursos, el doble que en julio de 2008. Sin embargo, durante el mes de agosto, se presentaron 123, lo que supuso un 25,43% menos que el mismo mes del año anterior.

En cuanto a los sectores, las actividades relacionadas con la construcción siguieron siendo las más afectadas del periodo estival con 192 concursos, un 43,28% más que el año anterior, seguido por las pertenecientes a los sectores dedicados a la industria manufacturera con 138, un 70,37% más, y la actividad de comercio al por mayor y al por menor y reparación de vehículos con 113 concursos, un 94,83% más.

Por comunidades autónomas, Cataluña encabezó el ranking de julio y agosto con 137 procesos, lo que supuso un incremento del 28,4% con respecto a 2008. Le siguió la Comunidad de Valenciana con 87 empresas acogiéndose a este procedimiento, un 47,46% más que en 2008 y la Comunidad de Madrid con 83, un 29,02% más que el año anterior.

En términos relativos, las comunidades que registraron un mayor incremento del número de procesos fueron Murcia con 8 veces más concursos presentados (de 3 en 2008 a 24 este año) y el País Vasco, que triplica su número con 42 procesos en este periodo frente a los 14 del año anterior.