Las solicitudes semanales de hipotecas en EE UU experimentaron un aumento del 13,6% frente al negativo dato del siete días previos, cuando las peticiones bajaron un 9,6%.