Las solicitudes de hipotecas en EE UU se incrementó la pasada semana al mayor ritmo desde enero debido a que el abaratamiento de los costes de financiación estimuló a muchos ciudadanos a contratar nuevos créditos o a actualizar algunos más antiguos. Según el índice publicado por la Asociación de bancos hipotecarios del país creció un 8,1%, hasta 656,5. La demanda de créditos para compra de vivienda aumentó un 7,4% mientras la refinanciación de créditos repuntó un 9,1%.